Monique Makon & Original Jazz Orquestra: “Back to Amy” en Cruïlla XXS

Crónica por Haizea Etxebarría. Fotografías de Ramón Hortoneda

85 visitas

El pasado lunes 6 de julio dentro del Festival Cruïlla XXS, pudimos disfrutar de un tributo a Amy Winehouse “made in Barcelona”.  Dadas las circunstancias de la pandemia mundial actual, el Festival Cruïlla ha querido aprovechar la oportunidad de acercarnos a artistas locales de gran calidad.

Tras un largo confinamiento, muchos de nosotros íbamos sedientos por poder disfrutar de un buen bolo de música en vivo. En este caso, el escenario era el denominado por el festival como el Royal Bliss, justo en la entrada principal del Teatre Nacional de Catalunya. La primera sensación fue realmente impactante, ya que el aforo es muy limitado y es muy curioso ver cómo se distribuye a la gente manteniendo la distancia de seguridad, sin olvidar todo el protocolo de mascarillas y geles que ya forma parte de nuestro día a día.  Aun así, el espacio era realmente acogedor, coronado por la imponente escalinata del TNC.

Llegan las 21:00h y puntuales, salen todos los músicos del Original Jazz Orquestra de Taller de Músics. Con el gran trompetista David Pastor a la cabeza, empezamos a entrar en calor con ritmos soul-funk del primero de los doce temas que disfrutamos durante la velada: You Know I’m no good.  No tardó Monique Macon en salir al escenario y ponerse al frente para deleitarnos con su  potente voz.

Pero, ¿quién es Monique Macon? Hija de una pareja de Camerún y vecina de la Ciutat Meridiana, hace unos años participaba en unos campamentos organizados por el Casal de Roquetes. Allí, sus compañeros descubrieron su talento y la animaron a que tomara clases de canto. Tras apuntarse a  las clases gratuitas del Casal,  consiguió una beca del Cabal Musical del Taller de Músics y aunque sólo tiene 22 años, ya participa en varias bandas y tiene una técnica vocal realmente sorprendente.

Tras el famoso Back to black continuamos con In my bed, donde la orquestra nos deja directamente sin palabras. Macon, que lucha contra su propia timidez, vemos que empieza a sentirse más cómoda y nos da la oportunidad de deleitarnos no sólo de esa técnica vocal extraordinaria, sino de por fin, una aterciopelada calidez.

En Fuck me pumps, David Pastor acompañado por su inseparable trompeta, nos puso literalmente los pelos de punta con un maravilloso solo. Tras varios temas, llegamos a la archiconocida Valerie y aquí el público ya no puede parar de bailar.

Rodeados de un maravilloso atardecer, poco a poco las luces de la torre Agbar se encienden mientras disfrutamos de un buen concierto.

Llegamos casi al final, cuando Pastor nos sorprende con un pequeño homenaje al recién fallecido Ennio Morricone.

Llega la hora del bis y vuelve a sonar Stronger than me, en un concierto que aunque a mi parecer se hace corto, desprende mucha calidad.

Monique Macon es una artista muy joven que cuando consiga desprenderse de su timidez, no me cabe ninguna duda, de que se comerá los escenarios. Descubrimiento muy a tener en cuenta.

 

 

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último de Crónicas

This site is protected by wp-copyrightpro.com