A Contra Blues en SALA BCN

Crónica por Haizea Etxebarria

78 visitas

La primera vez que me topé con estos grandes músicos fue hace ya unos 10 años. Por aquel entonces, estrenaban su segundo disco: A Contra Blues II. Nos encontrábamos en un garito que en aquellos tiempos se llamaba Ganesh, en el mismo corazón del barrio de Horta. Muchos de los que estábamos en ese bar volvemos a repetir 10 años después, en este caso en el castillo de Montjuïc. Como os podréis hacer a la idea, fue un concierto que nos caló bastante a todos…

Con enormes ganas de música en vivo, entramos en el patio de armas del castillo. Es curioso ver la estricta organización del staff de Sala Bcn, ya que nos asignan un asiento a cada uno, manteniendo siempre la distancia de seguridad y pidiéndonos que nos levantemos sólo para ir al baño, ¡ni siquiera para ir a la barra! El camarero venía directo a ti para traerte la birra. Para que luego nos vengan con que la cultura no es segura… aixxx…

Tras este breve pero necesario apunte, volvemos a lo que nos interesa: el concierto. Rodeados por los maravillosos arcos del patio de armas tintados de luces rojas, empieza el concierto. El primero en subir al escenario es el nuevo integrante del grupo, el batería Víctor López, seguido por el resto de la banda. Empiezan a sonar temas de su último álbum, Jab, temas de un rock muy clasicote para calentar motores. Nos sorprenden gratamente con el tema Coyote, con un toque muy Tarantiniano. Seguimos con A Crumb of Kindness, que nos lleva claramente a la marca de la banda, con ese blues rock al que nos tienen acostumbrados. Con  Loco amor, se nos ponen los pelos de punta, disfrutando de uno de los pocos temas que la banda toca en castellano.

Siguieron tocando temas sobre todo del último disco, pero intercalándolas con canciones antiguas que el público cantaba con furor. Como no podíamos levantarnos de la silla, íbamos levantando las piernas y los brazos como locos disfrutando de un concierto postconfinamiento muy esperado y deseado.

Para acabar nos pidieron que diéramos un merecidamente aplauso a  Núria Perich, batería de la banda durante los últimos 14 años. Sin desmerecer a López, la echamos de menos, la verdad.

Grandes, como siempre.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último de Crónicas

This site is protected by wp-copyrightpro.com