‘En guerra con mi abuelo’. Ya en cines

Crítica por Rafa Catalán

en Cine

El abuelo Ed tiene que ir a vivir una temporada a casa de su hija y ocupar la habitación de su nieto Peter, este le declara la guerra y a partir de aquí empiezan las travesuras de ambos por hacerse la vida imposible. Esta es la esencia de la última película de Robert De Niro. Pero que no se despiste el espectador que quiera ver “la última película de Robert De Niro” en tanto que una del grupo de aquellas que solía hacer el actor con, por ejemplo, Martin Scorsese. Más que de este gran actor, En guerra con mi abuelo es una peli del director de Alvin y las ardillas (2007) y guionista de Bob Esponja, con lo cual solo podemos decir que lo que nos llega ahora es algo así como “De Niro y las ardillas”. Avisados pues, el acierto pleno, sería el de aquellos que esta Navidad vayan a ver En guerra con mi abuelo en familia y con el espíritu que esta merece, o sea como aquel que va al Chikipark: una mezcla entre Alvin y las ardillas, Solo en casa, Daniel el travieso, Tom y Jerry, y demás artefactos para el divertimento infantil que quepan en este saco.

Olvídense pues de ese reencuentro de los protagonistas que hace cuarenta años estuvieron juntos en el Vietnam de El cazador (1978), De Niro y Walken, porque el primero deja a aquel Joe Pesci de Solo en casa y sus épicas muecas a la altura del betún, y el segundo (autopariodándose hilarantemente) luce un aspecto que parece que vaya a salir de su interior un bicho de los men in black en cualquier momento. Ambos participan, junto a Uma Thurman y Leslie Ann Down de esta fiesta solo para niños y el resultado no da más de lo que esto ofrece. Alguno de los veinte chistes es notable, como la máscara al careto De Niro, los guiños Corleone: animales en la cama (no cabezas de caballo, ojo), paseos en barca como aquél de Fredo, o esa serpiente killbilliana para Thurman recordando etapas tarantinas. Lo mejor es que a los cinco minutos de película ya sabemos que estamos ante un buen divertimento infantil.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*