‘Una joven prometedora’ – BCN Film Fest

Crítica por Rafa Catalán

117 visitas

Una joven prometedora ha abierto el BCN Film Fest de este 2021 y se estrena en nuestras pantallas este viernes. Esta es la opera prima de Emerald Fennel, joven realizadora y actriz de, entre otras series, de The Crown. Con esta obra, Fennel ha seguido la estela de todas estas cintas que tratan la venganza de una mujer o unas mujeres en pro a una injusticia relacionada con el sexo y el poder en función de los hombres frente a las mujeres. Entre estos ejemplos, recordemos aquellas Estafadoras de Wall Street de hace apenas una año y medio con una Jennifer Lopez como estandarte donde sí, se hacían con la idea inicial de ese empoderamiento citado y toma de relevo, pero que acababan dejando en evidencia que estaban en un mero inicio y la cosa estaba por cuajar. No cabe decir que, pasado más de un año, ya hay títulos más recios parta esta empresa como por ejemplo The Assistant, de Kitty Green, por no hablar del fenómeno Nomadland, de Chloé Zhao, ya que no cabría citarla más que para hacerla cabeza de grupo de todo este grupo de pelis de mujeres. No sé si cuando hablemos de Una joven prometedora en el futuro lo haremos con una mirada un tanto más crítica a la que le podamos hacer hoy (recordemos que está nominada a cinco Oscars de la Academia y ya se ha hecho con un par de Baftas) porque, todo y su aparente hachazo a favor del #metoo, al final acaba pareciendo un panfleto de lo más superfluo. Digo al final, porque la verdad es que una vista y atando cabos, vemos que lo mejor que le hubiera podido pasar a esta peli es haber sido una cinta de los ochenta y ser recordada hoy con cierta ternura o manierismo, como quien se pone aquel Ángel de venganza de Abel Ferrara de 1981, porque esa parece ser la voluntad incoherente de todo lo que acontece: Cassey vengará a su amiga asesinada haciéndose pasar por borracha ante los violadores, cosa que ya vemos desde el minuto uno, pero a la vez todo está trufado de una plástica fosforito que nos acaba despistando y casi desconcertando. En los Kill Bill de Tarantino, la venganza era una mera excusa para jugar con los géneros y la iconografía de su autor, pero aquí solamente Carey Mulligan juega estando entre Britney Spears y la Rosamund Pike de Perdida, dando sentido a la idea. ¿El resto? Sí, se pilla, pero con un montón de arquetipos por entremedio que parecen forzados, desde las canciones hasta esos padres postizos, por no hablar de las referencias a La noche del cazador. Aun así, Una joven prometedora puede entretener si se quiere vera a una Carey Mulligan entrando en una etapa y un registro superior y comparar con las otras obras aquí citadas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Lo último de Cine

This site is protected by wp-copyrightpro.com