De la mano de Golem y desde el Reino Unido, el pasado 31 de octubre se estrenó en cines “Sorry we missed you”, del director Ken Loach – por Montse Delgado

en Cine

Sinopsis:

Ricky y su familia luchan contra las deudas desde la crisis del 2008. A Ricky le surge la oportunidad de participar en una franquicia como repartidor autónomo al volante de una nueva furgoneta. Son muchas horas de trabajo, y su mujer, una asistente social, también hace jornadas muy largas. Hasta ahora su relación había sido muy fuerte, pero todo cambia cuando se ven arrastrados en diferentes direcciones.

Sorry we missed you es un drama social donde te muestra la más pura y dura realidad de las familias de un estado social más bien tirando a bajo. La lucha constante por sobrevivir en un mundo que ves desestabilizado por las grandes multinacionales y mandando al carajo (perdón por la expresión) todo por lo que nuestros antepasados lucharon tan vehemente.

Centrada en la esclavitud laboral actual y en la cual te hace pensar que hoy en día familia y trabajo no son compatibles. De hecho te muestra  algo tan simple como poder atender a los hijos adecuadamente se vuelve toda una odisea a la hora de compaginar tus horarios con el reclamo y la necesidad de tus seres queridos.

Al final da que pensar. La comodidad de estar sentado en el sofá de tu casa y comprar cualquier producto a través de internet sin tener en cuenta lo que hay detrás de todo esto, unas personas que se dejan la piel trabajando más de catorce horas diarias para poder hacer frente a todos los pagos que tan sutilmente nos han ido imponiendo mientras tú, te quejas si el paquete no llega a su hora. Una trampa que difícilmente puedes escapar de ella.

Reparto: Kris Hitchen, Debbie Honeywood, Rhys Stone, Katie Proctor, Nikki Marshall, Harriet Ghost, Linda E. Greenwood, Alfie Dobson, Mark Birch

Lo mejor: Se siente empatía por la situación y te muestra el ejemplo más existente de la cruda situación laboral en la que vivimos actualmente,  no todos, claro, pero para que no todos estemos así, hay unas personas jugándose la vida personal.

Lo peor: A pesar de ser una buena película y con unos matices, repito, muy reales, no es una película que volvería a ver en la gran pantalla, por ser un tanto peliaguda.

Montse Delgado

 

 

           

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*